fbpx

Dolor de cuello

Un malestar muy común y que afecta diariamente a un gran porcentaje de personas es el dolor de cuello. Son diferentes las causas que pueden originar esta afección, y van desde una mala postura, alguna secuela de una lesión previa y, en casos muy extremos, hasta un síntoma de problemas un poco más graves.

Lo cierto es, que sufrir un dolor de cuello puede ser algo que nos arruine por completo el día. Para conocer un poco más acerca de los tipos de dolor de cuello y cómo podemos prevenirlos y tratarlos, quédate con nosotros que aquí te lo contaremos todo.

¿Qué es un dolor de cuello “normal”?

Con el paso del tiempo y el tipo de estilo de vida que llevemos, es completamente normal e inevitable que poco a poco vayamos acumulando más tensión en nuestros músculos, que vayamos perdiendo elasticidad, que nuestros músculos se “debiliten” un poco y que empecemos a sentir un poco de dolor en el cuello.

Si a todo esto, le añadimos un factor adicional como una lesión causada por accidente o alguna enfermedad, es lógico que el dolor pueda estar más presente durante nuestro desenvolvimiento diario. Sin embargo, a todo esto, se le puede llamar un dolor de cuello “normal”. Aunque no por eso es menos molesto.

El dolor de cuello o dolor cervical, como también se le conoce, es uno de los principales trastornos músculo-esqueléticos a los que está propenso a sufrir toda la población adulta.

Son diversos los factores que puede originarlo, pero, generalmente, se debe a anomalías en los músculos, ligamentos, discos o nervios; es decir, una sobrecarga o exceso de tensión en las vértebras y articulaciones que conforman esta zona del cuerpo.

¿Cuáles son las causas o factores que originan dolor de cuello?

El cuello es un área muy flexible y, además de estar todo el día en movimiento, también es el encargado de soportar el peso de la cabeza. Esto lo hace más vulnerable a sufrir afecciones que causan dolor y entumecimiento. Algunos factores que pueden causar dolor de cuello, son:

Sobrecarga muscular: permanecer mucho tiempo en posiciones incómodas tensa los músculos, lo que crea sobrecarga muscular. Un ejemplo de ello es cuando estamos demasiado tiempo sentados frente al ordenador con una mala postura.

Desgaste en las articulaciones: producto del paso del tiempo y, como pasa con las demás articulaciones, los discos intervertebrales del cuello sufren desgaste. Lo que, además de dificultar el movimiento, causa dolor en el cuello.

Lesiones previas: una de las lesiones más comunes que suelen dejar secuelas dolorosas en el cuello, son los llamados “latigazos cervicales”; que se producen tras alguna colisión automovilística en la que el cuello sufre una fuerte torsión producto de un impacto sorpresivo.

Alguna enfermedad: en casos más extremos, el dolor de cuello puede estar relacionado con algún tipo de enfermedad.  La artritis reumatoide o la meningitis son algunas de las enfermedades que pueden causar dolor en el cuello.

 Tipos de dolor de cuello

Según las causas o los factores que lo determinan pueden existir diversos tipos de dolor de cuello. Estos podemos clasificarlos en:

Dolor de cuello agudo

Este es el tipo de dolor de cuello más común. Suele durar entre un par de días y hasta un máximo de 2 semanas.

En la mayoría de casos de dolor de cuello agudo, este se debe a alguna distensión muscular o una distensión de ligamentos o tendones. Por ejemplo, este tipo de dolor es muy común cuando se adquiere una mala postura durante la noche, mientras dormimos; o cuando se genera una distensión muscular por cargar algún artículo pesado.

Dolor de cuello crónico

Este es el tipo de dolor de cuello que se presenta en pacientes que tienen alguna anormalidad anatómica específica, la cual está originando esta afección.

También se considera dolor de cuello crónico cuando los síntomas prevalecen por más de tres meses.

En ese sentido, también podemos clasificar los dolores de cuello en otros 2 subtipos, que son:

Dolor de cuello axial

El cual, principalmente, se siente en la columna cervical (parte de la columna que forma el cuello) y, en ocasiones, llega a extenderse hasta los hombros.

Dolor de cuello irradiado

Que es tipo de dolor de cuello que produce la sensación de expandirse a través de los nervios hacia otras zonas. Por ejemplo, hacia arriba, en la parte posterior de la cabeza y la nuca. O hacia abajo, tomando dirección hacia alguno de los dos brazos. La sensación de hormigueo en alguna de las extremidades superiores también está relacionada con este tipo de dolor de cuello

¿Cuándo preocuparse por un dolor de cuello?

Aunque los dolores de cuello son una afección completamente normal y, en la mayoría de los casos, no está asociada a ningún mal mayor, debes buscar atención médica de forma inmediata si se trata de un dolor de cuello que no desaparece. Sobre todo, si se produce después de alguna lesión como una caída, un golpe o un accidente automovilístico.

Otras razones para preocuparse son:

  • Si el dolor es muy intenso
  • Si se mantiene durante varios días sin mostrar el mas mínimo alivio
  • Si se extiende a los brazos o las piernas
  • Si se presenta con dolor de cabeza, entumecimiento, debilidad o sensación de hormigueo

¿Cómo se puede aliviar el dolor de cuello y sus diferentes síntomas?

Una buena opción para aliviar la afección muscular, articulares y demás causas que pueden originar el dolor de cuello es el tratamiento fisioterapéutico. Está clínicamente comprobado que la fisioterapia ayuda en el control y el tratamiento de las afecciones y molestias cervicales.

Las terapias locales y la realización de masajes en el cuello favorecen enormemente a la relajación de los músculos y contribuye a mejorar la movilidad del mismo. Además, no solo ayuda a aliviar, sino también a prevenir este tipo de afecciones.

Ayudan a corregir la mala postura, contribuyen a una mejor circulación en los vasos sanguíneos y son un tratamiento completamente efectivo e indoloro.

dolor de cuello